Translate

miércoles, 28 de octubre de 2015

28 de octubre de 1943 - El "Experimento Filadelfia"

El 28 de octubre de 1943 según el mito, se habría realizado la hipotética operación militar "Experimento Filadelfia".

Sea cual fuere la verdad sobre este incidente, el destructor que se dice tomó parte en el ahora conocido como Experimento Filadelfia, el USS. Eldridge DE-173, existió en realidad. Sin embargo, los esfuerzos para tomar contacto o interrogar a algunos de los supuestos participantes u observadores han resultado por lo general estériles, ya que muchos han desaparecido, otros se han mostrado poco comunicativos, y otros contestaron que no quieren meterse en líos o están protegidos por familiares que no permiten llegar hasta ellos, repitiendo que no desean hablar del asunto.

El destructor Eldridge fue retirado del servicio en junio de 1946 y a comienzos de los años cincuenta, fue transferido a Grecia como parte del Programa de Asistencia y Defensa Mutua que EEUU adelantaba para contener las ambiciones de la Unión Soviética durante la Guerra Fría. El destructor DE-173 fue rebautizado "A/T Leon" con la identificación D-54 junto con otros tres destructores rebautizados Panthir, Aetos y Lerax.

Según un tal periodista griego George N. Pantoulas, quien dijo haber visitado el buque en tres oportunidades, dice que en la bitácora de a bordo, está anotado que el DE-173 tomó parte en el desembarco en Normandía en 1944 y en 1996 se encontraba en la Estación Naval de la Bahía de Suda en Creta. Pantoulas dice ser amigo de quienes en 1996 fueron el comandante y primer ingeniero del barco y asegura que vio el libro de bitácora, aseverando que las páginas correspondientes a la fecha en que se realizó el Experimento Filadelfia, fueron sacadas del libro. También dijo que según contó el Primer Ingeniero, en el buque hay muchos cables que no van a ninguna parte y que causaron muchos problemas para identificarlos, por no corresponder al cableado normal del buque, lo que les hizo presumir que eran parte del experimento.

Luego de muchas investigaciones, los expertos llegan a la conclusión de que no existen indicios de ningún Proyecto Rainbow en los archivos relacionados con teletransporte o invisibilidad. En 1940 el "Código Rainbow" se usó para designar al Eje Berlín-Roma-Tokio. Un "Plan Rainbow" fue diseñado para derrotar a Alemania, Italia y Japón. También, fueron conocidos con el nombre de "Plan Rainbow V", los planes para combatir a las Fuerzas del Eje, luego del ataque a Pearl Harbor.

De acuerdo con las fuentes, el experimento incluía dos generadores de 75 KVA instalado donde se encontraba originalmente la torreta del cañón de proa, que alimentaban a 3 potentes transmisores de Radiofrecuencia (2 megavatios cada uno, instalados sobre la cubierta) equipados con 3 mil válvulas electrónicas tipo 6L6 que entregaban su energía a las bobinas de campo de los dos generadores. Además había equipos electrónicos adicionales con moduladores y sincronizadores electrónicos. El propósito del experimento era generar un campo electromagnético masivo que configurado adecuadamente podría doblar los rayos de luz y las ondas de radio alrededor del barco —de manera parecida a como se comportan los agujeros negros en el espacio— haciendo que el buque desaparezca de la vista e impidiendo que sea detectado por el radar.

Analizando la posibilidad de generar un campo electromagnético de magnitud suficiente para causar un fenómeno como el pretendido en el Experimento Filadelfia, hace volar la imaginación hacia el borde de lo inverosímil.


En 1943 o después, es muy difícil que 3 mil válvulas 6L6 pudieran producir 2 megavatios de potencia. La válvula 6L6 fue diseñada por RCA en 1936 y sus características eléctricas le permitían generar a lo más 50 vatios de potencia de salida de radiofrecuencia. Tres mil de esas válvulas sólo podrían generar 150 kilovatios y por tanto, para producir los alegados 2 megavatios (2 millones de vatios) se habrían requerido 40 mil válvulas 6L6. También se ha especulado con la hipótesis de que con el Experimento Filadelfia se pretendió ionizar el aire alrededor del buque para ocultarlo a la vista. Aun admitiendo que fuera posible ionizar el aire con 3000 válvulas 6L6 para lograr ese efecto, cosa que tampoco soporta un análisis científico, es poco factible. El propósito del experimento invalida la hipótesis porque de acuerdo a los supuestos testimonios, se vio en el agua la depresión donde se encontraba flotando el barco, una posibilidad absurda pues al estar oculto el barco ¿por qué no estaría oculta el agua debajo de su casco?. Por supuesto que el ocultamiento óptico no significa un ocultamiento al radar, lo que destruye la teoría de la utilidad táctica.

En conclusión, es inverosímil la teoría de los 2 megavatios producidos por 3000 válvulas 6L6 para hacer desaparecer un pequeño destructor, o siquiera un botecito y menos teletransportarlo.